Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile

Ventas del comercio minorista de regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía mostraron comportamiento estable en abril

14 junio, 2017

Santiago, 14 de junio de 2018. Las ventas reales del comercio minorista, en términos de locales equivalentes, de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía, según el índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), tras la recuperación de marzo, mostraron un comportamiento relativamente estable en abril.

En este resultado, más favorable que lo observado a nivel global, incidió el fin de semana largo de Semana Santa, por tratarse de regiones de carácter turístico, particularmente la región de Valparaíso y La Araucanía, así como el mayor ingreso de turistas extranjeros, especialmente argentinos.

En la región de Valparaíso, las ventas reales del comercio minorista volvieron a acelerarse en abril, creciendo un 5,5% real anual, acumulando un incremento de 4,3% en los primeros cuatro meses del año.

La actividad comercial minorista de la región del Biobío creció un 3,5% real anual en abril, algo menos que en marzo (4,1%), promediando un alza de 1,5% real durante el primer cuatrimestre del año.

La región de la Araucanía, en tanto, mantuvo su dinamismo, al aumentar las ventas reales del comercio minorista un 9% real anual en abril, lo que determinó que acumulara un incremento de 8,1% en el período enero – abril de 2017.   

Entre los distintos rubros, en abril en general destacaron Línea Tradicional de Supermercado, Línea Hogar y Vestuario, agregándose Artefactos Eléctricos en la Novena Región. En tanto, Calzado se desaceleró bruscamente, registrando incluso variaciones negativas.

Región de Valparaíso

Las ventas reales del comercio minorista de la región de Valparaíso, en términos de locales equivalentes, volvieron a acelerar su crecimiento en abril de 2017, al aumentar un 5,5% real anual,  cifra mayor que la anotada en marzo (4,1%) y febrero (1,9%). Este resultado es algo superior al observado en abril de 2016, cuando alcanzó a un 5,2% anual.   

En los primeros cuatro meses del año, la actividad comercial minorista promedió un crecimiento de 4,3%, que si bien implicó un alza respecto del aumento acumulado a marzo (4%), sigue siendo inferior al 5,2% anotado en igual período de 2016.

A menor ritmo que en períodos anteriores, el desempeño a nivel de los trimestres móviles muestra que se mantiene la sostenida tendencia a la baja en la tasa de crecimiento de las ventas del comercio minorista regional, que la ha llevado a descender desde el 6,8% de septiembre – noviembre de 2016 hasta un 3,8% en el período febrero – abril de 2017.

En abril destacó el expansivo incremento de Línea Tradicional de Supermercado y Línea Hogar, mostrando también Vestuario un desempeño relevante, aunque de menor proporción, En tanto, Muebles continuó contrayéndose, a lo que se sumó la caída de Calzado y el bajo aumento de Artefactos Eléctricos.

Las ventas de Línea Tradicional de Supermercado, en términos de locales equivalentes, registraron un notable crecimiento de un 10,1% real anual en abril, luego de un aumento de sólo un 0,6% en marzo. Así, en el primer cuatrimestre del año acumularon un alza de 3,5%, resultado que contrasta con la disminución promedio de 0,5% calculada en igual período de 2016.

La actividad de Línea Hogar aceleró su ritmo en abril, al aumentar un 9,1% real anual, cifra superior al incremento de 4,4% anual anotado en marzo y muy por sobre el alza de 1,4% anual exhibida en abril de 2016. Con este resultado, en los primeros cuatro meses del año acumuló un crecimiento de 3,8%, superando el incremento promedio de 3,3% logrado en enero – abril de 2016.

Las ventas de Vestuario aumentaron un 6,9% real anual en abril, cifra inferior al 8,8% anual alcanzado en marzo y al 8,2% anual obtenido en abril de 2016. Sin embargo, el crecimiento promedio de 8,1% calculado en el primer cuatrimestre del año, es superior al nivel de 6,8% acumulado en igual período de 2016.

Artefactos Eléctricos aumentó sólo un 1,3% real anual en abril, muy por debajo del incremento de 7,8% registrado en marzo, influido por la alta base de comparación, teniendo en cuenta que en abril de 2016 se expandió en un 24,4% real anual. En los cuatro primeros meses del año promedió un alza real de 6,3%, bastante menor que el crecimiento de 19,8% acumulado en enero – abril de 2016.

En tanto, las ventas de Calzado, tras haber aumentado un 9,7% real anual en marzo, cayeron un 6,1% en abril, enfrentando también una alta base de comparación, ya que en abril de 2016 se incrementaron en un 16% anual. Es así como en el primer cuatrimestre del año promediaron un alza de 2,5%, muy por debajo del 13,9% acumulado en igual período de 2016.

Muebles sigue acentuando su deprimido desempeño, registrando en abril una caída de un 11,4% real anual, lo que determinó que en los cuatro primeros meses del año acumulara una contracción de 17,6%. Esta disminución supera la baja promedio de 8,4% observada en enero – abril de 2016.

 Región del Biobío

Las ventas reales del comercio minorista, en términos de locales equivalentes, de la región del Biobío, mostraron un moderado desempeño en abril, al crecer un 3,5% real anual, algo menos que en marzo (4,1%), influido por la mayor base de comparación, dado el aumento anual de 5,9% registrado en abril de 2016 y de sólo un 0,8% en marzo de ese año.

En los primeros cuatro meses de 2017 la actividad comercial minorista de la región acumuló un incremento de 1,5%, que si bien es menor que el promedio de 2,7% obtenido en igual período de 2016, marca una leve tendencia al alza, luego de las caídas observadas en enero y febrero.

Este panorama relativamente más positivo se refleja también a nivel de los trimestres móviles, donde tras una pronunciada tendencia a la baja a partir del período octubre – diciembre de 2016, que implicó pasar de un aumento de 6,1% a uno de sólo un 0,7% en enero – marzo de 2017, se alcanzó un incremento de 2,2% en el trimestre móvil febrero – abril.

A nivel de rubros, en abril destacaron Línea Hogar y Línea Tradicional de Supermercado, mientras que los de tipo estacional como Vestuario y Calzado se desaceleraron bruscamente, mostrando una caída este último, mientras el desempeño del resto fue muy menor.

Línea Hogar se expandió un 7,9% real anual en abril, cifra algo menor que el 8,6% de marzo, que en parte se explica por una mayor base de comparación, teniendo en cuenta las alzas anuales de un 16,1% en abril de 2016 y un 12,1% en marzo de ese año. Los positivos desempeños  de los dos últimos meses contrastan con las caídas exhibidas en enero y febrero. En este contexto, el resultado promedio del primer cuatrimestre del año fue nulo (0%), que se compara con una expansión de 15,7% registrada en igual período de 2016.

Por su parte, las ventas minoristas de Línea Tradicional de Supermercado, medidas en términos de locales equivalentes, tras las caídas observadas en los tres primeros meses del año, crecieron un 6,4% real anual en abril. Sin embargo, este incremento no fue suficiente para compensar las contracciones, acumulando en el período enero – abril de 2017 una disminución de un 0,8% real, que, en todo caso, es inferior a la variación negativa de  2,4% observada en igual período de 2016.

La actividad de Vestuario, después del expansivo comportamiento de marzo (13,8%), se desaceleró fuertemente en abril, aumentando un 3,4% real anual, influida por la base de comparación, ya que abril de 2016 mostró un avance relevante (6,7%), luego de tres caídas consecutivas. En todo caso, en los cuatro primeros meses del año promedió un crecimiento de 6,5%, muy superior al mínimo incremento de 0,4% acumulado en enero – abril de 2016.

En tanto, las ventas de Calzado, tras crecer un 16,7% real anual en marzo, cayeron un 4,1% anual en abril, que en parte se explica por una mayor base de comparación, dado el aumento real anual de 17,3% alcanzado en abril de 2016. En el primer cuatrimestre del año acumularon un alza de un 5%, inferior al incremento promedio de 11,1% calculado en igual período de 2016.

El subsector Artefactos Eléctricos mostró un débil desempeño en abril, al aumentar sólo un 0,9% real anual, explicado por la expansiva base de comparación, considerando que en abril de 2016 creció un 24,8% anual. Así, en los primeros cuatro meses del año promedió un incremento de 1,5%, muy inferior al 14,4% acumulado en enero – abril de 2016.   

La actividad de Muebles registró en abril un mínimo aumento de 0,1% real anual, luego de una constante contracción en los cuatro meses anteriores. En el período enero – abril de 2017 acumuló una caída de 5,3%, habiendo crecido en promedio un 6,9% en el primer cuatrimestre de 2016.

Región de La Araucanía

Las ventas reales del comercio minorista de la Región de La Araucanía, medidas en término de locales equivalentes, mostraron un positivo desempeño en abril, al crecer un 9% real anual, cifra similar al 9,1% calculado en marzo, aunque inferior al 10,6% registrado en abril de 2016.

En los cuatro primeros meses del año la actividad comercial minorista de la región acumuló un incremento real de 8,1%, que sigue siendo inferior al promedio de 9,4% alcanzado en igual período de 2016. En todo caso, muestra el avance del comercio regional en los dos últimos años.

Al analizar el comportamiento de las ventas minoristas en función de los trimestres móviles se aprecia que en los tres últimos períodos ha tendido a estabilizarse en torno al 7,7%, luego de la trayectoria descendente iniciada en el cuarto trimestre de 2016. Así lo indican los aumentos de 7,7%, 7,8% y 7,5% de los trimestres móviles cerrados en febrero, marzo y abril, respectivamente.

En cuanto a los rubros, en abril destacaron Vestuario, Línea Tradicional de Supermercado y Artefactos Eléctricos. En tanto, Calzado y Línea Hogar, que mostraron gran dinamismo en marzo, se desaceleraron fuertemente en este mes, mientras que Muebles registró una variación negativa.

Las ventas de Vestuario aumentaron un 11% real anual en abril, cifra inferior al 15,1% alcanzado en marzo, pero por sobre el 6% real anual de abril de 2016. En los cuatro primeros meses del año acumuló un crecimiento real de 12%, superando el incremento promedio de 6,9% calculado en igual período de 2016. 

La actividad de Línea Tradicional de Supermercado experimentó una significativa aceleración en abril, al expandirse un 10,6% real anual, muy por sobre el aumento de 1,9% obtenido en marzo, y también del 3,6% registrado en abril de 2016. Durante el primer cuatrimestre del año promedió un incremento real de 5,2%, superando el 3,4% acumulado en enero – abril de 2016.

Las ventas de Artefactos Eléctricos crecieron un 9,4% real anual en abril, algo menos que el 10,4% logrado en marzo, que se explica por la alta base de comparación, teniendo en cuenta que en abril de 2016 alcanzaron un incremento real anual de 31,1%. En los cuatro primeros meses del año acumularon un aumento de 10,4%, inferior a la expansión promedio de 25% lograda en igual período de 2016.

En tanto, tras el expansivo desempeño de marzo con un crecimiento real anual de 23,9%, la actividad de Calzado se desaceleró bruscamente en abril, al aumentar sólo un 1,6% real anual, que se compara con el incremento anual de 17,1% registrado en abril de 2016. Así, en el primer cuatrimestre del año promedió un alza real de 8,8%, cifra inferior al 16% acumulado en enero – abril de 2016.

En menor proporción, las ventas minoritas de Línea Hogar también mostraron un debilitamiento en abril, creciendo un 5,5% real anual, tras haberlo hecho en un 20,5% en marzo, evolución en que incidió la base de comparación, considerando que el año pasado el desempeño de abril (18,7%) fue bastante mejor que el de marzo (6,9%). En los cuatro primeros meses de 2017 acumularon un incremento real de 11,2%, inferior al promedio de 16,7% observado en igual período del año pasado.

Por su parte, Muebles registró una disminución de un 2,6% real anual en abril, resultado que contrasta con el aumento de 4,9% alcanzado en marzo, caída que en todo caso es inferior a la anotada en abril de 2016 (-5,3%). En el primer cuatrimestre del año promedió un incremento de 0,8%, algo superior al 0,3% acumulado en enero – abril de 2016.

Perspectivas

De acuerdo con el índice que elabora el Departamento de Estudios de la CNC, las ventas minoristas de las regiones en estudio, en términos de locales equivalentes, tras la recuperación de marzo, mostraron un comportamiento relativamente estable en abril, con una nueva aceleración en la región de Valparaíso. “En esto incidió el fin de semana largo de Semana Santa, por tratarse de una zona de carácter turístico, al igual que la Región de La Araucanía. Además, influyó la importante llegada de turistas extranjeros, que en abril registraron un aumento anual de 25,5%, que se elevó a un 40,9% en el caso de los argentinos, con un incremento de un 49,4% anual de los que ingresaron por el paso de Los Libertadores”, indicó el Departamento de Estudios de la CNC.

Entre los rubros en general destacaron Línea Tradicional de Supermercado, Línea Hogar y Vestuario, y puntualmente Artefactos Eléctricos en la Novena Región. En contraste, Calzado se desaceleró fuertemente, llegando incluso a exhibir variaciones negativas.

En abril la masa salarial del total de ocupados, según la estimación del Departamento de Estudios de la CNC, se mantuvo estable respecto del nivel alcanzado en marzo, al aumentar en un 3% anual, tras la constante desaceleración mostrada desde noviembre del año pasado. En el resultado incidió el leve incremento de las remuneraciones reales, que en abril aumentaron un 1,6% anual, variación que en marzo se ubicó en 1,5%, mientras que los ocupados crecieron 1,4% anual en el trimestre febrero – abril, cifra que también se anotó en enero – marzo.

Por otra parte, por tercer mes consecutivo, la confianza de los consumidores (GFK Adimark) repuntó levemente en mayo, alcanzando a 40,6 puntos, lo que implica un alza de 0,5 puntos respecto del nivel de abril. “Si bien es un avance moderado, confirma una suave tendencia positiva, pese a que se mantiene en la zona de pesimismo (bajo los 50 puntos), donde se ha ubicado en los últimos 36 meses”, sostuvieron las analistas

En tanto, durante el primer trimestre del año la actividad económica registró un aumento de sólo un 0,1% con respecto al mismo período de 2016, con una caída en la inversión de un 2,4%. En este contexto, el Banco Central en el Informe de Política Monetaria de junio ajustó el crecimiento para 2017, a un rango entre 1,0% y 1,75%, desde el 1,0% a 2,0% anticipado en marzo, estimando asimismo, que la inversión nuevamente se contraería, completando cuatro años consecutivos de caída. Por su parte, el mercado está apuntando a un incremento del producto interno de un 1,5%, influido por la menor inversión y el impacto del debilitamiento de la economía en el mercado laboral, con menor aumento del empleo y remuneraciones, que determinaría un consumo más restringido. 

Frente a un escenario de desaceleración económica e inflación controlada, considerando que la variación anual se ha mantenido por debajo del 3%, el Consejo del Banco Central en su reunión de mayo volvió a recortar la tasa de política monetaria (TPM) en 25 puntos base, situándola en 2,50%, siendo ésta la cuarta rebaja del año. Si bien el mercado esperaba un nuevo ajuste, en general lo anticipaba para junio. Se estima que este recorte implicará un  cambio en la política monetaria de un sesgo expansivo a uno neutral.

“Pese a que la confianza de los consumidores se ha recuperado levemente en los tres últimos meses, es evidente que sigue dominando el pesimismo. A esto se suma la incertidumbre que perciben los empresarios y que ha llevado al desistimiento o postergación de proyectos de inversión a la espera de un panorama que clarifique las políticas económicas y cuente con normativas conocidas y estables. Por tanto, es fundamental recuperar las confianzas de consumidores y empresarios, de manera de impulsar el consumo y principalmente la inversión, variable clave para el crecimiento futuro de la economía nacional”, manifestó el Departamento de Estudios de la CNC. 

Puede Interesarle Leer