Buscador

11/11/2019

CNC estima en 100 mil los empleos que se perderán en el sector

  • En entrevista con varios medios de comunicación Manuel Melero, presidente de la CNC, dio a conocer la dramática situación por la que está atravesando el comercio a nivel nacional, lo que tendrá un grave impacto en las ventas del rubro.

“Estamos viviendo una crisis brutal por la destrucción de locales y el impedimento para funcionar adecuadamente. En Santiago, solo el 12% a 15% de los locales está operando normalmente y los comerciantes se están organizando para la autodefensa”, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC), Manuel Melero, en entrevista con el diario El Mercurio, lo que grafica que el comercio es el sector productivo más afectado por los hechos de violencia y vandalismo producidos en el marco del estallido social.

La CNC estableció que en la Región Metropolitana un 18% de los comerciantes tiene algún daño material en sus locales, el 95% tuvo que cambiar la jornada laboral y las ventas presenciales no lograrán repuntar en lo que queda del año.

Según comentó la CNC al diario, la mano de obra del sector resentirá estos impactos, porque si el comercio venía debilitado este año, con un crecimiento casi cero que mermó en unos 25 mil los puestos de los asalariados privados del sector, ahora las proyecciones solo empeoran: si el conflicto social se resolviera pronto, en el último trimestre los empleos asalariados del sector podrían caer entre 10% y 15%, es decir, de 80 mil a 100 mil de un total que bordea los 1,6 millones de personas, mientras que si la solución se tarda, a inicios de 2020 la baja en el empleo sería mayor, de 20% a 30%.

“Nadie ve la consecuencia brutal que esto está teniendo para un sector importantísimo para el país en ventas y empleo. En el centro de Santiago están soldando las cortinas metálicas de los locales”, agregó Melero, anticipando que el índice de ventas minoristas presenciales de la RM de octubre bajará entre 15% y 20%, mientras que en supermercados caería entre un 10% y 15%. Así, el índice cerraría 2019 cayendo 3% a 5%. En materia de inversiones, el dirigente señaló que, si bien el 66,5 % del catastro de inversiones por US$ 2.849 millones del sector está en proceso de ejecución, el 33,5 % restante —equivalente a un monto de US$ 955,4 millones, que está en etapa de estudio— tendría altamente comprometida su materialización.

Por otra parte, En EMOL TV, el dirigente gremial se refirió a la crisis por la que está atravesando el sector, “estamos pasando por un momento difícil y desesperado. Es una situación inédita, nadie estaba preparado para enfrentarla, nosotros estamos sufriendo dramáticamente las consecuencias de esto. El comercio no venía bien antes de la crisis, nos pilló débiles, vulnerables y este fue el golpe de gracia. Hemos bajado las ventas, en algunos sectores hasta el 25%, estimamos que vamos a terminar el año con un 5% menos de ventas del año total, esto es muy fuerte para un sector que es el más relevante en pymes y en el empleo. 25 mil empleos perdimos el año 2018 y para este año era lo mismo, ahora estas cifras se han disparado, 80 mil podría subir la cifra, si es que la situación terminara relativamente pronto, si no fuera así, nuestra estimación es que podemos perder 10% del empleo del comercio formal”, aseguró.

El dirigente gremial agregó que “el sector no ha podido funcionar con normalidad, aparte de los saqueos e incendios, pequeños y grandes se han visto afectados, esto es muy triste e injusto para el comercio. En paralelo, ha habido una imposibilidad de funcionar con normalidad, por la situación de orden público que afecta al país, esto es un fenómeno nacional, todas las regiones están sufriendo lo mismo. El efecto en los consumidores ha sido importante: estos tienen temor, así como lo tienen los trabajadores de concurrir a sus empleos, a los consumidores les pasa lo mismo y por otra parte, ante la incertidumbre, la confianza de los consumidores ha seguido bajando, adquieren lo mínimo necesario y no concurren a los establecimientos y esto explica la baja de hasta el 25% en la venta del comercio y a esto se suma que solo el 18% de los establecimientos está funcionando con normalidad”.

Melero comentó que el gran desafío de la CNC es preocuparse de la agenda social y del debate público para salir de esta crisis “estamos preocupados de ir en auxilio de los pequeños y medianos comerciantes que están muy mal, no saben cómo llegarán a fin de mes ni cómo pagarán las remuneraciones de sus trabajadores. Por eso estamos con la campaña “subamos las cortinas”, para ir en auxilio de los empresarios, para que no se siga produciendo desempleo y podamos salir adelante financieramente, pero para eso necesitamos ayuda de la banca, reprogramaciones de créditos, etc…”.

Además, se refirió a como esta crisis ha afectado al sector turismo “este está más afectado que el comercio, los testimonios son dramáticos, cancelaciones de hasta el 80%, hoteles que no pueden abrir, hay un drama enorme”. El dirigente recalcó que la incertidumbre tiene al sector muy inmovilizado, “debemos salir adelante por la vía institucional, pero hay temor”. Melero expresó su compromiso de continuar trabajando para contribuir al diálogo social “esto es fundamental, debemos tener una actitud empática y abierta a escuchar para ponernos de acuerdo”.

Para ver la nota completa de El Mercurio vea el siguiente enlace.

Para ver la entrevista en EMOL TV vea el siguiente enlace.