Buscador

CNC hace un llamado a la no violencia en el aniversario del estallido social

15/10/2020
  • En la denominada «zona cero» de las manifestaciones en el entorno de Plaza Baquedano se reunieron comerciantes y vecinos, junto al presidente de la CNC, Manuel Melero, el timonel de la CPC, Juan Sutil y los alcaldes de Santiago, Felipe Alessandri, y de Providencia, Evelyn Matthei, para hacer un llamado a la no violencia ante la proximidad del 18 de octubre.

Vecinos de los ocho barrios más cercanos a la Plaza Baquedano se reunieron con diversas autoridades para plantear sus inquietudes sobre la conmemoración del 18 de octubre en la zona. Los presidentes de las juntas de vecinos de distintas agrupaciones, además de sectores del comercio y gastronómicos, hicieron un llamado para que en esa fecha -en la que se cumple un año del inicio del estallido social- no exista violencia desde ningún sector. En la actividad participaron el presidente de la CNC, Manuel Melero, el timonel de la CPC, Juan Sutil y a los alcaldes de Santiago, Felipe Alessandri, y de Providencia, Evelyn Matthei, junto al presidente de la junta de vecinos del Parque Forestal, la presidenta de la junta de vecinos San Borja y el presidente de las asociaciones gremiales y emprendedoras del Barrio Lastarria, entre otras agrupaciones del sector de Plaza Italia.

Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, señaló que “tenemos una doble connotación, somo vecinos de este barrio y también hemos sido víctimas de la violencia y nos hacemos parte de las peticiones que se han expresado aquí esta mañana para que se recupere la normalidad y la actividad en este barrio. Hemos hecho un esfuerzo enorme como sector comercio y turismo, sufrimos los embates de la crisis social y hemos sido las principales víctimas de la pandemia, hemos debido cerrar nuestros negocios y ahora que hemos logrado abrir resurge la violencia que fue el primer elemento que nos dañó”. Agregó que “nos da temor que esta violencia se proyecte al resto del país como ocurrió en octubre pasado. No lo debemos permitir ni los dirigentes políticos ni las autoridades del estado encargadas de la seguridad pública”. Enfatizó que “hago un llamado a todos los actores políticos a condenar sin eufemismos la violencia. Esto no puede seguir ocurriendo, ya que el país se ha encauzado por un itinerario democrático que es el plebiscito constituyente. Por lo tanto, la violencia no tiene ninguna razón de ser. Las autoridades deben hacer un esfuerzo para castigar a estos delincuentes que se disfrazan de manifestantes políticos”.

Melero señaló que “vamos a cumplir un año de crisis, al comercio y al turismo le ha significado más de 300.000 puestos de trabajo perdidos y decenas de miles de pequeños empresarios que han quebrado». Aseguró que “si volviera la violencia, el efecto sería letal para los pocos que han podido retomar parcialmente sus actividades. Eso sí sería un camino sin retorno por eso hay que condenarla sin ambigüedades».

Asimismo, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, enfatizó que «el 18 de octubre lo que hay es una manifestación de demandas sociales que perfectamente quedaron claras dónde estaban y qué cosas el Estado, los ciudadanos, los chilenos tenemos que resolver y no tiene que ver con esta violencia». Agregó que «de una vez por todas hay que condenar la violencia en este sector, esto no tiene nada que ver con las demandas sociales que son legítimas, pero esto es delincuencia y sin hipocresía hay que condenarla. No puede ser aceptada acá ni en ningún lugar de Chile, que está vinculada a la anarquía, al narcotráfico y la extrema izquierda. Eso no construye sociedad y no permite tener un país mejor y vivir en armonía». Planteó que «estamos tratando a diario de avanzar en buscar mejores soluciones creativas tanto trabajadores y empleadores, pero si tenemos violencia sin duda vamos a retroceder, ya que ésta destruye el trabajo y la inversión. Cuando eso ocurre se afecta la disminución de nuestra clasificación internacional, un punto son cientos de millones de dólares que el Estado debe asumir en pagos de intereses por la deuda y eso es fruto de la inseguridad».

Por su parte, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, señaló que «yo espero que los partidos políticos sean claros en no aceptar la violencia porque durante un año la mayoría ha estado muy callado. Ahora ya hay varios que han salido a decir que esto no es aceptable, ojalá esto se tome como algo inaceptable para todos los chilenos». Estamos con un grado de pena porque a todos estos vecinos y emprendedores del sector su calidad de vida es inhumana. Hemos visto tanta gente que ha perdido su empleo y locales quemados y saqueados. Una cosa es manifestarse y las demandas sociales y otra muy distinta el afán de destruir todo, esos son delincuentes». Mientras que el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, aseguró que «hemos estado haciendo ciudad, no para uno, ni para otros, sino para todos los vecinos, visitantes y usuarios de la comuna. Y frente a eso no tenemos capacidad para retirar todas las luminarias, todos los semáforos que instalamos. Por eso el llamado es a la cordura».