CNC, OCI y DIRECTV presentaron los resultados del estudio IPSOS “Percepción de la piratería de contenidos audiovisuales” | CNC.cl Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile | CNC.cl Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile CNC, OCI y DIRECTV presentaron los resultados del estudio IPSOS “Percepción de la piratería de contenidos audiovisuales” | CNC.cl Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile

Buscador

CNC, OCI y DIRECTV presentaron los resultados del estudio IPSOS “Percepción de la piratería de contenidos audiovisuales”

28/10/2021
  • El estudio, encargado por DIRECTV Chile a la consultora, exploró las principales tendencias de consumo de contenidos en los hogares chilenos y expuso un aumento en la utilización de canales no oficiales. Y, según indicó la medición, 51,5% de los encuestados utilizó canales ilegales para consumir contenido audiovisual durante los últimos 6 meses.
  • En la instancia, participó Ricardo Mewes, Presidente CNC; Juan Carlos Silva, Subsecretario de las Culturas y las Artes; Alejandra Ojeda, Gerente de Estudios Públicos de Ipsos Chile; Jorge Muñoz, Presidente Corporación Nacional del Libro y la Lectura; Catalina Achermann, Gerente de Asuntos Externos y Regulatorios DIRECTV; José Antonio Molina, Jefe Unidad de Derechos de Autor Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio; Felipe Mujica, Director del Programa Nacional Transforma Economía Creativa impulsado por CORFO y Alejandra Ferrari, Gerente General ACHAP.

En un evento organizado por el Observatorio de Comercio Ilícito (OCI) de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) y DIRECTV, se dieron a conocer los principales resultados del estudio “Percepción de la piratería de contenidos audiovisuales”, realizado por IPSOS.

El conversatorio se inauguró con la bienvenida de Verónica Pérez, presidenta del Observatorio de Comercio Ilícito de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile. Pérez comenzó con una pequeña reseña del OCI, donde indicó que la iniciativa “busca evidenciar los riesgos asociados a estos delitos y generar conciencia del impacto negativo que tienen en la sociedad. Somos un espacio de trabajo que conecta y moviliza a los sectores público y privado para diseñar propuestas de políticas públicas que ayuden a combatir el fenómeno y fomenten una cultura de respeto a la propiedad intelectual”.

Además, agregó que “hasta hace muy poco tiempo se pensaba que la propiedad intelectual y los derechos de autor son, entre comillas, más fáciles de proteger porque se está en presencia de bienes tangibles, materiales, que están a la vista. Pero hoy el desafío está puesto, creemos, en proteger aquello que no vemos, que está en el mundo digital y que se denomina economía creativa. Y la piratería como se sabe existe no sólo en el espacio análogo sino también en el digital. Bajo la falsa premisa de “todo lo que está en Internet es gratis”, las personas, a sabiendas o no, acceden a libros, películas, música, software y juegos, fruto de una larga cadena de valor”.

“Nos preocupa que como sociedad estemos fomentando acciones que se instalen en el colectivo de las nuevas generaciones como impunes o gratis. Más preocupante aún es que se perciba por la juventud actual que toda actividad que se realiza en internet es gratis, o que no conlleva retribución alguna. Creemos que una sociedad se construye con los jóvenes, enseñándoles respeto por el trabajo del otro, por lo que debemos llegar con este mensaje a las nuevas generaciones que tienen códigos distintos.  El problema no es nuevo y las soluciones no son fáciles de encontrar; pero, sin duda, el trabajo colaborativo entre el sector público y privado es la mejor manera de abordar y combatir el fenómeno, modernizando regulaciones, pero también promoviendo buenas prácticas”, finalizó Pérez.

Por su parte, Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, señaló en la misma línea que “actualmente, la piratería se presenta como un fenómeno multidimensional, impactando en el desarrollo económico, social, cultural y regulatorio del país. Una de las principales amenazas que supone el fenómeno se encuentra en el desarrollo de la economía creativa. La generación de ideas y conocimiento es el principal aspecto en peligro con la comercialización de contenidos obtenido de manera ilegal. En la era de internet, existe una falsa percepción de que todo el contenido que está en Internet es gratuito. La piratería se extiende a plataformas en donde la conectividad digital se masifica, poniendo en riesgo los datos personales, las transferencias monetarias, y la tributación de plataformas digitales”.

Asimismo, señaló que, durante el último año y medio, la pandemia ha acrecentado la oferta y demanda de estas plataformas ilegales, que, ocultas en la Deep Web, emergen con facilidad. Ante este escenario, urge encontrar respuestas integrales, que combinen alianzas público-privadas que contrarresten el problema, pero que también apunten a los esfuerzos que los privados puedan realizar, a modo de buenas prácticas, que sean lo suficientemente flexibles para adaptarse a los tiempos que corren.

“Como CNC, contamos con un convenio de colaboración junto con el Ministerio de la Culturas, las Artes y el Patrimonio, donde ambas entidades acordamos llevar a cabo acciones conjuntas con el fin de promover el respeto por los derechos de autor y establecer buenas prácticas en la materia. En nuestro sitio web ya se encuentra disponible una guía de buenas prácticas sobre la materia”, agregó Mewes.

En la misma línea, el subsecretario del Ministerio de las Culturas, Juan Carlos Silva, señaló que “el mundo digital constituye una enorme posibilidad de difusión de las creaciones y obras de artistas, creadores e intérpretes. Sin embargo, también expone a los mismos a que no se protejan sus derechos de autor. Por eso, es fundamental que quienes accedemos a dichos contenidos en línea, lo hagamos a través de plataformas que cuenten con las autorizaciones y licencias pertinentes, lo que contribuye a reconocer y retribuir de manera justa el trabajo creativo detrás de cada obra”.

Principales resultados del estudio “Percepción de la piratería de contenidos audiovisuales”

El estudio reveló que un 48% de la población nacional estima que el consumo de piratería de contenidos de televisión y cine ha aumentado aumentando en el país. Ante la pregunta sobre el consumo real en hogares chilenos a través de sitios ilegales, un 51,5% de los encuestados admite haber utilizado este tipo de canal durante el primer semestre de 2021.

Una de las conclusiones que llama la atención es que sólo el 27% de las personas cree que descargar contenidos desde medios no oficiales constituye un delito, a pesar de estar tipificado en la ley. Además, más de la mitad de los hogares en Chile accede a estos contenidos (58%), a pesar de estar conscientes del peligro del robo de datos personales al utilizar medios ilegales.

Alejandra Ojeda, Gerente de Estudios Públicos de IPSOS Chile, comentó que “el público general no ve la piratería como un problema relevante, en un contexto donde el acceso a canales no oficiales no parece ser sancionable. Sin embargo, es importante destacar que los medios oficiales se siguen utilizando. De hecho, el porcentaje de personas que usan medios ilegales de forma exclusiva es muy bajo, menor al 1%”.

Para Catalina Achermann, Gerente de Asuntos Externos y Regulatorios de DIRECTV Chile, “uno de los mayores desafíos que tiene el sector del entretenimiento es la piratería de contenidos, ya que afecta a toda la industria audiovisual, perjudicando a quienes han contribuido con su talento a la creación de contenidos y a quienes invierten para promover la cultura local y ofrecer entretenimiento, información y mucho más. Por eso tenemos que trabajar todos juntos, autoridades, operadores, y todos los actores de la cadena de valor de la economía creativa y usuarios, para frenarla y así evitar los riesgos que ella conlleva”.

Verónica Pérez, presidenta del Observatorio de Comercio Ilícito de la Cámara Nacional de Comercio, destacó este tipo de instancias que permiten “conocer el consumo real de piratería de los chilenos, que impacta directamente a la industria audiovisual en su totalidad, desde los actores a productores y directores”. Agregó que es fundamental trabajar en conjunto entre entidades públicas y privadas para proteger de forma más adecuada la cadena de valor de la economía creativa.

Ver Webinar Aquí:

Administración Web por Taller Digital