Buscador

27/05/2019

Desafíos 2019 para Coyhaique

El 2018 fue año complejo, ya que costó reactivar la economía de la región. Se notó más bien un freno en la inversión pública mediante proyectos de bajo impacto, lo que repercutió en todos los sectores privados de la economía, en las empresas constructoras, en el comercio y en los prestadores de servicios. A esto se sumó la crisis argentina, que disminuyó drásticamente el flujo de turistas de compra, reduciendo la demanda desde las provincias del sur de Argentina. Pero tenemos la esperanza que este panorama, que parece oscuro, comience a cambiar con las medidas que están tomando las autoridades económicas del país.

Proyectamos que para 2019 haya mayor incidencia desde la inversión fiscal, lo que favorecerá la actividad en todos los sectores de Aysén. Pero al mismo tiempo, como sector privado debemos seguir trabajando para derrotar la brecha de aportes 70-30 que tiene el sector público sobre el nuestro, para no depender solo de la inversión estatal y tener una dinámica más abierta y menos sujeta a la decisión o voluntad puramente fiscal. Esto implica un desafío de mayor unidad en los sectores productivos, para trabajar en las instancias público-privado que nos ofrece el gobierno, y un escenario de certezas a mediano y largo plazo con acento en las potencialidades de la región.

Vemos con interés algunos proyectos energéticos que se exploran. Pero debemos resolver con inteligencia y saber compatibilizar el desarrollo de algunos planes mineros y el cuidado del medioambiente. Para ello hoy tenemos más científicos y especialistas en nuestra universidad regional y en el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP). Junto a ello, debemos generar un diálogo social fluido y temprano con las comunidades, de manera que puedan participar de las decisiones bien informadas.

También, pensamos en el turismo. Para nadie es un misterio que esta parte de la Patagonia tiene enormes potenciales en diversas áreas, las cuales generarían un fuerte desarrollo si se convirtieran en realidad. Ese es nuestro desafío. El turismo, sin duda, es un motor en marcha que hay que dirigir a buen puerto. El país lidera América Latina en turismo aventura y a nuestra región ya se le reconoce como destino destacado, por lo que es clave que existan políticas públicas que centren su foco en el potenciamiento de este tipo de lugares en Chile.

En definitiva, como dirigente gremial y como ciudadano, espero que el año 2019 la población general de la región de Aysén alcance una mejor calidad de vida y que se recupere la economía y el mundo de los negocios. Nosotros haremos lo esfuerzos necesarios para que esto suceda.

Héctor Canales Cabezas,
Presidente Cámara de Comercio y Turismo de Coyhaique