Buscador

10/07/2019

Director del Centro de Estudios Internacionales UC expuso sobre “La Amenaza de la Guerra Comercial” en sesión conjunta de comités CNC

  • Claves del Conflicto EE.UU.-China y el escenario de Chile y América Latina, fueron parte central de la exposición de Jorge Sahd.

En la sesión conjunta de comités CNC, en el marco del Consejo General de socios del mes de julio, Jorge Sahd, director del Centro de Estudios Internacionales UC (CEIUC), expuso sobre “La Amenaza de la Guerra Comercial”, poniendo especial énfasis en sus efectos para el comercio, además del escenario de Chile y América Latina.

Según el expositor, al observar los principales hitos en el tiempo, el primer acontecimiento que marcó diferencias entre China y EE.UU. fueron las tarifas que impuso el país norteamericano a paneles solares y lavadoras. Esto, porque la mayoría de sus importaciones de estos productos se originan en China. Posterior a esto, entraron en efecto un aumento de tarifas de parte de EE.UU. a acero y aluminio, a lo que China respondió. Otros actores entraron al debate, confrontándose con EE.UU., anunciando tarifas a importaciones de origen estadounidense.

“Así es como el 6 de julio de 2018 se reconoce como el inicio de la Guerra Comercial, por la entrada en vigencia de aranceles de parte de China y EE.UU. a bienes producidos en el otro país, a importaciones con un valor de US$ 34 mil millones. Desde que se desató la guerra, continuaron las amenazas e imposiciones de nuevas tarifas, hasta el 1 de diciembre de 2018. Ese día, se reunieron los presidentes de ambos países en el marco del G20 en Argentina y acordaron una tregua, que revertiría algunos aranceles ya impuestos y frenaría la entrada en vigencia de nuevas tarifas, por 90 días”, expresó Sahd.

Según el experto, durante 4 meses se realizaron negociaciones, alternando las sedes entre Beijing y Washington DC, en torno a un posible acuerdo comercial, pero cuando los mercados se tornaban más optimistas, se frenaron las negociaciones y volvieron a imponerse más aranceles entre China y EE.UU. “Dado este escenario, el intercambio comercial entre China y Estados Unidos cayó a su nivel más bajo en los últimos dos años, con un 15% menos respecto al primer trimestre del año 2018. La esperanza del mercado se concentra en la posible reunión que podría surgir a fines de este mes entre los presidentes de China y EE.UU”, enfatizó el director del Centro de Estudios Internacionales UC.

En este contexto, Jorge Sadh explicó que el escenario de incertidumbre global, producto de la guerra comercial, ha provocado sucesivas correcciones a la baja en las proyecciones de crecimiento mundial de diferentes organismos internacionales. El FMI corrigió a la baja el crecimiento del PIB mundial hasta 3,3% para 2019, mientras que la OCDE redujo su proyección a 3,2% para este año. Asimismo, en lo más reciente, se ha observado una caída en el nivel de exportaciones globales, tanto por las que provienen de países desarrollados como por las exportaciones de países emergentes. Con esto, el volumen de comercio mundial también se ha desacelerado en lo más reciente.

Según el director del CEIUC, aunque Trump goza de una base de apoyo y una situación económica interna favorable y los aranceles han sido la herramienta más útil para el cumplimiento de distintos objetivos y una forma unilateral de resolver los conflictos para él, en este momento la clave del conflicto entre Estados Unidos y China, es la guerra tecnológica, donde China parece ir a la delantera en los últimos desarrollos.

¿Cómo impacta esto a Chile y América Latina?, “estos dos países son nuestros principales socios comerciales, donde Estados Unidos representa el 17% de nuestro comercio exterior, mientras que China el 30%. Por su parte, EE.UU es el primer destino de nuestras exportaciones no cobre y China el primer destino de nuestras exportaciones totales” señaló Sahd.

“Varios productos que Chile exporta a Estados Unidos hacen uso intensivo de materias primas, servicios y bienes intermedios desde países como Chile. Debido al alza de aranceles, en el primer trimestre de 2019, han caído las exportaciones chinas a Estados Unidos de productos como baterías de litio, cables de cobre, muebles de madera, papeles, cartones, textiles, manufacturadas de cuero y artículos tecnológicos. Lo anterior, impacta directamente en Chile, ya que en el primer trimestre de 2019, han caído en un 72% nuestros envíos de carbonato de litio a China, 46% de los embarques de madera en bruta, 85% de los envíos de lana, 52% de los despachos de cuero y un 8% de los envíos de cobre”, enfatizó el experto.

Finalmente, durante la ronda de preguntas y conversación, los asistentes manifestaron sus inquietudes por los efectos de los fuertes sentimientos antiglobalización que se han ido instalando en algunas potencias, así como también en la necesidad de avanzar decidida y rápidamente en la modernización de la Cancillería y en la política exterior del país, para poder hacer frente, competitivamente, a las demandas del comercio y las relaciones internacionales.