Buscador

23/12/2019

En entrevista con El Llanquihue y el Austral de Osorno el vicepresidente de la CNC hace un balance de la actual situación del comercio con posterioridad al estallido social

  • En la oportunidad, el dirigente gremial hace un llamado a las autoridades a hacerse cargo del comercio ilegal y a resguardar la seguridad del sector.

Carlos Stange, vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en entrevistas con los diarios El Llanquihue y el Austral de Osorno realiza un balance de la situación del comercio a dos meses del estallido social señalando que el sector ha tenido una merma en su flujo de caja estimada en torno a un 25%. El dirigente puertomontino, ex presidente de la Cámara local, agrega que tanto los emprendedores como los consumidores no han recuperado la confianza producto de las manifestaciones y protestas que siguen realizándose. “Hoy tenemos desmanes que producen inseguridad en el comercio. Y una desventaja terrible, porque los comerciantes establecidos están llegando a una etapa de angustia, de desesperación. Además de una proliferación desmedida del comercio ambulante, ya que Carabineros, debido a esta emergencia, no está cumpliendo su función de fiscalizar”, agrega.

Carlos Stange señala que “sentimos que la autoridad no ha vuelto todavía a la normalidad, para hacer respetar las mínimas condiciones que está requiriendo la ciudad. Las personas continúan teniendo inseguridad y eso produce una alarmante disminución del consumo interno. La gente no está saliendo hoy día a comprar, porque las señales no han sido positivas es fundamental recuperar la paz social y regular el comercio informal”, agrega.

El dirigente gremial hace un llamado a que “exista una altura política, un espíritu republicano, para que estas discusiones que sólo generan incertidumbre no provoquen un daño mayor al efecto de las demandas sociales que partieron en octubre. Desde el mundo político no han sido capaces de ponerse de acuerdo, con mezquindades, hablándole a la galería y siguiendo estirando el chicle. Mientras se siga usando el camino de la normalidad basado en esas mezquindades políticas, vamos a seguir complicados. Todos queremos paz social, queremos que se cumplan los planes del gobierno y lo que está pidiendo la ciudadanía”.

Stange señala que es necesario volver a la formalidad para generar los recursos necesarios para la agenda social, sino “simplemente estamos pateando el problema para más adelante y nos conformamos con estas medidas que, muchas de ellas son deseables, pero pueden llegar a ser populistas si no tenemos base en las decisiones que estamos tomando.

Al referirse a los resultados operacionales de diciembre, señala que “estamos pidiendo a la comunidad que se acerque al comercio establecido, donde van a encontrar muy buenas ofertas. Tenemos que volver a la normalidad. Hoy, no consumir es dispararse a los pies. Si caemos en esta angustia y desesperanza, aceleramos un proceso que podemos revertir. Las condiciones del país no serán tan alarmantes, si somos capaces de retomar la funcionalidad. Entre Temuco a Punta Arenas calculamos que la caída es de un 25% en las ventas. En gastronomía y hotelería estamos hablando de casi un 70% menos de visitas, siendo que tenemos atractivos turísticos que no están siendo afectados. La gente no está dejando sus ciudades, por la inseguridad que produce esta sensación de falta de paz social”, finaliza.

Para leer la entrevista completa acceda al siguiente link