Buscador

Gremios del comercio alertan por aprobación de indicación que obliga a cerrar comercio a las 17 horas en domingos y festivos

26/09/2014

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), Supermercados de Chile AG, la Cámara Chilena de Centros Comerciales y la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), calificaron como una “discriminación injusta” dos indicaciones del proyecto que regula la jornada laboral en días domingo y festivos, aprobadas esta semana por la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

“Nos preocupa que se esté legislando en la dirección contraria al objetivo común de recuperar el dinamismo de nuestra economía. Es un contrasentido y no entendemos por qué se aprueba una indicación que busca obligar a que los trabajadores del comercio sólo puedan trabajar hasta las 17 horas durante los domingos y festivos. Sin duda, creemos que es un retroceso que deteriora la calidad del servicio a los clientes, restringiendo sus horarios y posibilidades de compra, altera la normalidad de la cadena logística y de abastecimiento, y atenta contra la libertad de los trabajadores”, enfatizó el titular del comercio.

Por su parte, la presidenta de Supermercados de Chile, Susana Carey, afirmó que “aplicar estas restricciones al funcionamiento del comercio y, en particular, de los supermercados genera un serio de problema a las personas que por razones laborales sólo pueden acudir a hacer sus compras los fines de semana, en especial, domingos y festivos”. Carey agregó que “una indicación de este tipo significaría que los supermercados debiéramos cerrar alrededor de las 15 horas con las consecuencias que ello implica”, sentenció.

A su vez, el presidente de la Cámara Chilena de Centros Comerciales, Manuel Melero, apeló al sentido común y agregó que “si lo que buscan los parlamentarios promotores de esta medida es decretar el cierre del comercio los días domingo, debieran decirlo claramente y no mediante regulaciones encubiertas como las que se han propuesto”. Añadió que esto “perjudicaría a más de un millón de personas que concurren cada domingo a los centros comerciales no sólo para satisfacer sus necesidades de bienes y servicios, sino también buscando un espacio de entretención y esparcimiento”.

La preocupación de los gremios radica en que también se aprobó otra indicación que establece que los trabajadores que presten servicios los domingos y festivos se les pagará con un recargo de 75% en la jornada ordinaria y de 100% en extraordinaria. “Un encarecimiento del 100% haría inviable el trabajo en estos días para muchas pymes que trabajan en los centros comerciales”, sentenció Mewes.

El presidente de la CCS, Peter Hill, enfatizó que “se trata de una medida discriminatoria y retrógrada, que afectará específicamente a los más de seis mil pequeñas y medianas empresas que trabajan en los centros comerciales y que no podrán asumir los costos de un mayor porcentaje de recargo en el pago. También va en contra de los trabajadores y su libertad de trabajar en estos días. Queremos ser un país desarrollado, pero estamos apuntando en la línea contraria de los países OCDE”.

Los dirigentes gremiales se mostraron confiados en que esta iniciativa se revierta y no sea aprobada en la Sala de la Cámara de Diputados. Además, instaron a la Presidenta Michelle Bachelet para que se pronuncie sobre estas propuestas que son absolutamente contrarias a los llamados de la autoridad a fortalecer la actividad y el empleo en momentos de desaceleración económica.

Además, instaron al Gobierno a que se conforme una mesa de trabajo con el Gobierno con el fin de regular estas materias con la participación de todos los sectores.

noc