Comerciantes informales atacan a la Municipalidad de Santiago por fiscalizaciones del Plan Comercio Justo


El presidente del Observatorio del Comercio Ilícito condenó lo ocurrido y solidarizó con el alcalde Felipe Alessandri, quien lidera el proyecto para erradicar el comercio ambulante del Casco Histórico.

Una manifestación no autorizada convocada por un grupo de comerciantes ambulantes ilegales que operan en Barrio Meiggs dejó como consecuencia importantes daños al edificio Consistorial de la Municipalidad de Santiago, mientras 18 personas fueron detenidas.

El alcalde de la Municipalidad de Santiago, Felipe Alessandri, afirmó que “en Meiggs hay una verdadera mafia que vende productos falsificados y muchas veces internados de forma ilegal al país, además de alimentos sin ningún tipo de resolución sanitaria y frente a las fiscalizaciones que nos piden los vecinos y los locatarios establecidos se vinieron a manifestar. Se reunieron en Alameda con Ahumada y luego arremetieron contra el edificio Consistorial. Tiraron piedras y rompieron los ventanales del Salón de Honor y de las oficinas de los concejales”.

Ante esta situación, el presidente del Observatorio del Comercio Ilícito, Ricardo Mewes, condenó lo ocurrido y solidarizó con el alcalde Alessandri y los funcionarios públicos de la municipalidad. “Este acto de violencia deja en evidencia la negativa de los comerciantes a querer formalizar su negocio. Respaldamos la iniciativa del alcalde Felipe Alessandri para erradicar el comercio informal en el Casco Histórico, que tanto daño hace al comercio establecido y consumidores”.

En palabras del jefe comunal “los ambulantes ilegales buscan amedrentar, pero vamos a seguir fiscalizando. Ellos no quieren regularizarse, quieren actuar con violencia, sienten que están más allá de la ley escudándose en el triste fallecimiento de un ciudadano ecuatoriano que tras correr escapando de la fiscalización de la autoridad fue atropellado en la Alameda”.

Ante este último acontecimiento, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, Manuel Melero, señaló que “debemos encontrar los caminos para que aquellos micro emprendedores del comercio que se encuentran hoy en las calles de todo el país, puedan realizar pronto sus actividades dentro de la formalidad”.

El comercio ilegal es una problemática a nivel mundial, operada por organizaciones criminales que internan, a través del contrabando, productos falsificados y no autorizados para ser comercializados en territorio nacional.

El Servicio Nacional de Aduanas solo en 2018, confiscó 7,3 millones de productos con un valor de 104,4 millones de dólares. Un 33% de las unidades corresponden a juguetes, otro 15% ropa y accesorios, a lo que se suma la incautación de 14,6 millones de unidades de cigarrillos por un valor de 64,6 millones de dólares.

Ya a nivel internacional, cifras de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) indican que este fenómeno genera ganancias correspondientes a $ 870 billones de dólares, equivalente al 1,5% del PIB mundial.