Seguridad para nuestro sector: Una necesidad urgente y creciente


Con profunda desazón hemos señalado, de manera reiterada, que el comercio fue el principal blanco de la violencia generada por el denominado estallido social a partir del 18 de Octubre del año pasado.. Es de público conocimiento los saqueos, el vandalismo, la destrucción al que fue sometido, la que no sólo destruyó la fuente de ingresos de cientos de locales, afectando lo más importante que es el trabajo de las personas, sino que obligó al cierre de otros locales ante el inminente peligro que representaba para su seguridad este fenómeno.

Y luego, cuando el comercio empezó a dar luces de recuperación entre enero y febrero de este año y a reponerse de lo que había sido esa destrucción, llegó la pandemia. Y nuevamente el comercio y el turismo resultaron los sectores más afectados. Ya no sólo por los efectos propios de la crisis de salud y el obligado cierre de meses para el sector con su secuela de quiebras y desempleo, sino que también de manera reiterada, han sido objeto de la delincuencia que no ha respetado cuarentenas o toques de queda, asaltando impunemente locales comerciales, restaurantes, supermercados, farmacias, camiones, y así una larga lista.

En la encuesta realizada por el Departamento de Estudios de la CNC a principios de junio, donde respondieron 396 empresas, el tema de la seguridad fue evaluado y más de la mitad de los encuestados dijo percibir un aumento en la delincuencia y se observa que, pese a estar muchos negocios cerrados, un 42% de los encuestados han sido víctima de algún delito, destacando el robo hormiga y el asalto a empleados. Por su parte, se evidencia dentro de las mayores preocupaciones de los encuestados está la continuidad del estallido social y la seguridad y aumento de la delincuencia.

Claramente la demanda de seguridad es siempre creciente y la capacidad del Estado de responder a esa demanda tiene límites, ya sea por recursos humanos o materiales. Por lo tanto, como gremio es una responsabilidad apoyar a nuestros asociados y para ello, desde la Comisión de Seguridad, hemos diseñado un Plan de Acción, generado con la ayuda de un equipo de expertos encabezado por el General en retiro de Carabineros, Alfredo Lagos, que lo llevará adelante y que ayude a contener y disminuir la intensidad y la recurrencia de los delitos que afectan al comercio, los servicios y el turismo.

El Plan de Acción tiene varios ejes, pero destacaré los principales. El primero es fortalecer el trabajo público privado. Para eso hemos formado una mesa de trabajo con la Dirección de Orden y Seguridad de Carabineros que nos permitirá coordinar acciones a nivel nacional y regional a través de mesas territoriales. La segunda línea es difundir y apoyar la implementación de las mejores prácticas de autocuidado. Una tercera es levantar data y estudios para cuantificar el fenómeno, ya sea por tipo de delitos, zonas o tipo de comercio afectado. Por último, generar comunicación que facilite la entrega de información práctica, útil y oportuna a través del sitio web de la CNC, boletines periódicos o seminarios de capacitación.

Ya tuvimos una primera reunión ampliada donde se dio cuenta detallada del Plan de Acción, el que posteriormente fue enviado a todos nuestros socios. A partir de ahora, se realizarán reuniones periódicas para evaluar los avances, a la vez que recoger las inquietudes y problemáticas de los socios y, los mantendremos permanentemente informados a través del sitio web de la CNC y comunicaciones sistemáticas y periódicas.

Los invitamos a trabajar de manera conjunta en este tema. Sabemos que no existe una solución única, pero con la voluntad y el compromiso de todos, esperamos entregarles herramientas que les ayuden a contener este flagelo.

Verónica Pérez, Directora CNC y Presidenta Comisión de Seguridad

Verónica Pérez

Directora CNC y Presidenta Comisión de Seguridad

Ver Más Columnas