Buscador

Vicepresidente de la CNC expuso en el Senado acerca de la crítica situación que viven las pymes del turismo

11/09/2020
  • En la oportunidad, Carlos Stange, en su intervención hizo un llamado al trabajo colaborativo público privado y a considerar a este sector como estratégico por el rol social que cumple, junto con relevar la necesidad de que se le inyecten urgentemente recursos para que logre salir adelante.

El vicepresidente de la CNC, Carlos Stange, fue invitado a exponer en el Senado en una sesión especial donde se trató la situación de las pymes por sectores y a lo largo del país en relación con la ley de presupuesto 2021.  Durante su intervención, señaló que la CNC representa a los tres sectores más afectados por esta pandemia, recordando que el rubro “ya estaba viviendo un momento crítico desde el mes de octubre del año pasado, por lo que ya llevamos casi un año de anormalidad para poder ejercer nuestra actividad”. Recordó que el sector es el mayor empleador del país, en especial de mujeres y jóvenes, “generando entre el comercio y el turismo más de 1.800.000 empleos protegidos y formales”. El dirigente gremial agregó que “el rubro está de duelo por los empleos perdidos, el cierre obligado que no nos ha permitido atender a nuestros visitantes y, además, la quiebra de muchas pymes que invirtieron todo en su emprendimiento convencidos del rol que debían cumplir”.

El dirigente gremial enfatizó que el duro momento que vive el sector no es un problema de negligencia o administración deficiente, sino que “es el resultado de una situación sin precedentes y ajena a nuestra gestión, pero entendemos nuestro rol en esta nueva normalidad. Nunca hemos discutido que la salud esta primero, hemos cooperado en todo los que se nos ha pedido, cerrando voluntariamente nuestros locales y trabajando en conjunto con las autoridades para crear protocolos sanitarios a través de nuestra campaña Abrimos Seguros”.

Stange hizo un llamado a trabajar en conjunto entendiendo las distintas realidades del país y concretar una verdadera alianza público-privada para sacar adelante al sector. “Agradecemos las medidas que ha implementado el gobierno, las que han ido en ayuda de muchas pymes. Pero hay un sector que es el turismo, que no ha recibido ayuda. Para ello hemos propuesto una batería de iniciativas que hemos solicitado en las distintas instancias en que nos han convocado como, por ejemplo, préstamos más flexibles, mantener la vigencia de la ley de protección del empleo hasta que se levante el toque de queda y que se termine la obligación de cuarentena de 14 días al ingreso de turistas extranjeros a Chile”.

Con respecto a las contribuciones y cobro de patentes, señaló que “hemos propuesto hacer un nuevo cálculo del valor de las propiedades ya que, dadas las actuales condiciones económicas del sector, éstas han disminuido su plusvalía. También hemos solicitado reiteradamente el no pago de patentes comerciales para aquellos establecimientos que están cerrados por acto de autoridad y la postergación del pago para quienes han visto seriamente afectados sus ingresos a raíz de la pandemia y el no cobro de renta a concesiones y extensión en el plazo de ellas para actividades en sectores marítimos”. Junto con señalar que se ha propuesto impulsar un sello de confianza en que se integre a los locales comerciales, gastronómicos y sectores turísticos y que certifique que estos cumplen las normas de seguridad sanitarias para indicar a los turistas que están un lugar seguro.

Además, durante su exposición ante el Senado enfatizó que “creemos que el comercio y el turismo deben ser considerados como un sector estratégico por el rol social que cumplen, ya que generan gran cantidad de empleo y emprendimientos. Incluso en muchas ocasiones el turismo ha sido eje de la reconversión laboral en algunas regiones del país, sobre todo en el desarrollo de zonas rurales convirtiéndose en un eje productivo”.

Carlos Stange también aprovechó la oportunidad para relevar la importancia de la digitalización del comercio con la finalidad de adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores, para lo cual es vital “la capacitación y la reconversión de nuestra actividad, ya que de ella dependerá nuestra subsistencia”. Agregó que “nuestra preocupación son nuestros trabajadores que son el mayor capital de una pyme, los que deberán adaptarse a toda esta gran cantidad de cambios”. Enfatizó que en estos temas se necesitará del apoyo del Estado.

Finalmente, Stange relevó el rol de los gremios en el trabajo público privado y de apoyo para las empresas y sobre todo para que las pymes puedan salir de esta crisis y recuperar el empleo y crecimiento del país.