Buscador

28/05/2019

CNC expuso sus consideraciones sobre proyecto que reduce la jornada laboral a 40 horas

  • Reconocer la realidad de cada sector laboral y promover la flexibilidad mediante acuerdos entre las partes fue la propuesta del gremio ante la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

 Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, junto con Bernardita Silva, gerente de Estudios, llegaron ante la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados para presentar la postura del comercio frente a este nuevo proyecto.

“La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, representa a más de 5.000 empresas y 60.000 establecimientos de comercio, servicios y turismo a lo largo del país, de los cuales un 96% son pymes. Un 24% de los ocupados se encuentran el sector comercio, restaurantes y hoteles y, además somos los mayores empleadores de mujeres jóvenes, adultos mayores y extranjeros Por lo mismo, conocemos de primera fuente las necesidades y realidades de los empresarios de nuestro sector, así como de sus trabajadores”, expresó Melero al inicio de su presentación, destacando los efectos que estos cambios pueden tener en el sector que representa.

De acuerdo con los principales elementos del proyecto de ley, el objetivo es seguir los pasos de países de la OCDE, lo que significa mayor productividad y menos horas de trabajo. En ese sentido, Bernardita Silva expresó que “en Chile, en los últimos 16 años se ha reducido el número de horas trabajadas desde 2.263 a 1.974, pero en ese mismo período la productividad se ha mantenido estancada, por lo que el reducir la jornada no aseguraría un aumento de ésta”.

En esa misma línea, la gerente de Estudios de la CNC aseguró que, “la tendencia mundial es a reducir las horas trabajadas, pero de manera gradual junto con una mayor flexibilidad laboral. En 44 años los países OCDE bajaron en promedio un poco más de 3 horas a su jornada laboral legal, en este proyecto se quiere bajar 5 horas de una sola vez”.

Además, la experta alertó de las implicancias que esto podría tener para el sector comercio, ya que la reducción de la jornada semanal en un 11% tendría un costo laboral directo, dado que aumentaría el salario 12,5% por hora -mismo salario, pero menos horas-, lo que traspasaría el precio final al consumidor. Por otra parte, no es posible asegurar que esto tendría efectos en la productividad, ya que dependerá de si las personas pueden hacer su mismo trabajo en menos horas.

“En el caso del comercio el escenario actual es complejo para hacer este tipo de cambios, pudiendo afectar fuertemente los márgenes y el empleo en el sector. Esto, en línea directa con los nueve meses que llevamos de descenso en el consumo, además de un difícil escenario laboral donde están creciendo fuertemente los cuenta propia y cayendo los asalariados en nuestro sector”, agregó Melero.

Por esta razón, el presidente del el gremio propone un visión diferente para abordar este proyecto, enfocándose en la flexibilidad laboral y en el diálogo social con los trabajadores. “Ahora mismo estamos dialogando con los trabajadores de nuestro sector a través de mesas tripartitas, ya que los efectos de la automatización y digitalización en este sector tendrán un fuerte impacto social en la vida de miles de personas y familias de nuestro país, por lo que tratar estos temas se vuelve totalmente crucial”, explicó Manuel Melero.

Finalmente, Melero destacó que “más que una gradualidad en la reducción de la jornada laboral, se necesitan establecer diversas posibilidades que reconozcan la realidad de cada sector. Por eso, la clave es la flexibilidad mediante acuerdos entre las partes y confiar en la posibilidad de que las empresas y trabajadores dialoguen en lo que es más beneficioso para ambos, siempre velando porque no se generen abusos”, aseguró.

Mira el video de la Comisión y la presentación CNC aquí: