Buscador

22/06/2020

Durante el primer trimestre del año el gasto informal online en el sector comercio fue de US$ 83,4 millones

 

  • Según el estudio que mide la informalidad en el comercio electrónico, elaborado por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, durante el primer trimestre de este año un 14% de las transacciones del e-commerce fueron informales.

Para la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) la informalidad y el comercio ilícito representa una de sus principales preocupaciones y el fuerte crecimiento que ha experimentado el e-commerce en los últimos años pone en escena también una nueva amenaza: la informalidad online, un comercio ambulante VIP que se mueve en redes nacionales e internacionales y que no paga ningún tipo de impuestos.

Según el estudio, del total de transacciones realizadas en el período un 14% fueron informales, en línea con el último cuarto de 2019 (15%) pero significativamente mayor a lo registrado en el tercer trimestre del año pasado (9%). En cuanto al monto gastado se evidencia que $16 de cada $100 pesos son destinados a la informalidad monto que también ha crecido en los dos últimos trimestres.

También estima un gasto total en compras online del comercio minorista (no incluye Turismo y Entretención) de US$ 596 millones. De este monto US$ 83,4 millones fueron destinados a compras informales en el retail digital, donde US$70 millones se destinaron a informalidad nacional y US$ 13,4 millones a informalidad o irregularidad en compras internacionales.

Respecto al nivel de informalidad nacional versus internacional, se ve un fuerte aumento de esta sobre el total de transacciones en canales nacionales, pasando de un 6% a un 15%, versus una baja en los portales internacionales evidenciando estos un 11% de informalidad en sus compras durante el primer cuarto del año, en línea con un aumento en la participación de Amazon, canal con mayor nivel de formalidad, versus caída de AliExpress, que es donde se concentra mayormente la informalidad.

Al analizar el gasto informal online se evidencia también un fuerte crecimiento en canales nacionales donde en el período julio-septiembre $5 de cada $100 fueron en compras informales, mientras que en el primer cuarto de este año $14 de cada $100 pesos fueron gasto informal.

 

 

Al hacer el análisis del peso de la informalidad versus formalidad dentro de cada medio se evidencia que las redes sociales son el canal donde existe un mayor porcentaje de informalidad, un 17% de las compras a través de Facebook o Whatsapp son informales y por su parte, un 16% de las transacciones a través de Instagram son informales. 

Al analizar el total de compras informales, un tercio del total de las transacciones del primer trimestre se concentraron en portales internacionales como AliExpress, Wish u otra tienda internacional, cayendo frente al tercer trimestre del año pasado. Por su parte se vio un incremento en el uso de redes sociales en las compras informales, pasando de concentrar un 26% en el tercer trimestre de 2019 a un 41% en este primer cuarto de 2020.

 

Del total de las transacciones informales durante el primer trimestre un 12% corresponde a Comida Preparada, categoría que sube fuertemente su participación al comparar con los períodos anteriores, donde el tercer trimestre de 2019 solo representaba un 4% del total, luego Vestuario y Tecnología, representando 11% del total informal respectivamente, seguido por Accesorios y Regalos un 9%, y Belleza y Cuidado Personal, con un 8% cada uno. 

Por último, al analizar el comportamiento de formal versus informal dentro de cada una de las categorías se evidencia que en la mayoría de ellas aumenta la participación de la informalidad, destacando deportes y comida preparada, donde la informalidad alcanza un 14% de las transacciones de cada una de estas categorías,  subiendo 8 puntos porcentuales cada una respecto al tercer trimestre de 2019, luego calzado, electrohogar y alimentación suben 7 puntos porcentuales respectivamente y la informalidad dentro alcanza el 12% de las transacciones. Vestuario, junto a muebles y decoración, también reflejan un significativo aumento en las transacciones informales, subiendo 6 puntos porcentuales y alcanzando un 13% de las transacciones. También destaca el alza en artículos para mascotas llegando las transacciones informales a ser el 14% del total.

 

Conclusiones por Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC

El e-commerce seguirá creciendo y su penetración continuará ascendiendo, cada vez son más los negocios que están optando por el canal digital y la pandemia que estamos atravesando ha acelerado fuertemente el proceso ante la inhabilidad de operar los locales físicos.

Pero este aumento del canal digital ha significado también un crecimiento de la informalidad online, informalidad que dada la realidad que estamos atravesando se incrementará aún más.   Esto representa un gran desafío para las políticas públicas en cuanto a la fiscalización, ya que al no ser un canal presencial es mucho más difícil de detectar. Si bien hay plataformas digitales que cumplen con todas sus obligaciones tributarias, otras no pagan impuestos e incluso venden productos que infringen la propiedad intelectual, por lo que son simplemente otra cara más del comercio ilegal en nuestro país. Otro modelo que se da mucho en este mercado digital son comercios que, si bien son formales en el sentido que tienen iniciación de actividades ante el SII, no cumplen con su obligación en el otorgamiento de boleta y pago de IVA.

Al analizar los distintos canales se puede ver que las redes sociales han aumentado fuertemente su participación en este mundo informal, a lo que se suman también las tiendas nacionales que están vendiendo en la informalidad y, en cuanto al gasto realizado en las distintas categorías del comercio, todas ellas evidencian un aumento de la informalidad dando cuenta de una transversalidad de la oferta informal dentro del sector. 

Frente al creciente auge del canal digital y de su lado informal, como CNC hacemos un llamado a las autoridades a ejercer una mayor fiscalización a la venta indiscriminada de productos online sin boleta y que no paga ningún tipo de impuesto, incentivando la formalización de estos negocios para que así tengamos una competencia justa en el sector. Hacemos un llamado también a que los distintos Marketplace se preocupen de la formalidad de sus vendedores, fomentando un ecosistema que cumpla las reglas del juego y que la obligación de ser formal, y de dar boleta en cada compra, sea parte de sus requisitos para poder vender en ellos. 

Por último, necesitamos una mayor fiscalización no solo en el ámbito nacional, sino que también en la enorme cantidad de productos que vienen del exterior, donde aún no se han podido establecer reglas claras para la internación de bienes y un debido proceso para el pago de los impuestos correspondientes.