Buscador

El impacto del Covid: caída del empleo en el comercio ha sido casi seis veces superior que en la crisis asiática y financiera

24/09/2020
  • Un estudio de Quant Research y la Cámara Nacional del Comercio detectó que, a cinco meses de iniciada la pandemia, la caída en el empleo en el sector ha sido cerca de 6 veces lo observado en la crisis asiática y subprime:19.6% vs 3.2% y 2.5% respectivamente.

El informe, realizado por la consultora Quant Research junto al Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio hace un breve análisis estadístico del efecto de la crisis sanitaria originada por el COVID-19 en comparación con las 2 crisis previas más relevantes de las que se tiene información. Tanto en la crisis asiática como en la crisis subprime, el empleo formal del comercio demoró 10 meses en retomar los niveles pre-crisis, iniciando el repunte en torno al quinto mes. Dado el significativo mayor impacto que ha tenido la crisis COVID en el empleo, es esperable que ese plazo sea mayor para el caso de la actual crisis COVD-19.

En las tres crisis analizadas el empleo del sector comercio se ha visto más afectado que el empleo total, pero para el caso de la crisis COVID el efecto adicional sobre el empleo del comercio ha sido aún más significativo. Si bien el empleo ha sufrido de manera importante, su contracción ha sido significativamente menor a la caída en las ventas presenciales. Lo anterior da indicios de que los planes de empleo del gobierno han sido eficaces y de que, por sobre el efecto que la crisis genera en términos de ingreso y demanda, las restricciones de circulación tienen un efecto adicional importante sobre el consumo de bienes y servicios presenciales.

Este análisis consideró las variables de empleo (formal) y ventas del comercio minorista reportados por la Cámara Nacional de Comercio y se marcó el mes 0 como el mes de inicio de cada crisis, de acuerdo a los siguientes criterios de cada una de ellas:

• 1997, septiembre: Crisis Asiática. En este mes ocurrieron las perdidas bursátiles que luego afectaron sistemáticamente al resto del mundo.
• 2008, septiembre: Crisis Sub Prime. Quiebre de Lehman Brothers
• 2020, marzo: Crisis COVID. Inicio del Estado de Catástrofe

Se observa entonces que el empleo ha tenido una contracción durante la crisis COVID sin punto de comparación con lo observado en las dos crisis previas, teniendo un efecto significativamente superior en el sector comercio respecto del empleo total.

Es interesante constatar que tanto para la crisis asiática como la crisis subprime el empleo del comercio demoró 10 meses en recuperar el nivel pre- crisis. Para el caso del empleo total, la crisis financiera demoró 17 meses en recuperar sus niveles previos, en circunstancia que para la crisis asiática demoró 7 meses.

La Figura No3 muestra el ratio entre el empleo del comercio y el empleo total y se evidencia que en cada una de las crisis analizadas, especialmente en la crisis asiática y crisis COVID, el empleo del comercio ha sufrido una mayor contracción y ha tenido una tendencia de caída más pronunciada que el empleo total.

Durante la presente crisis sanitaria, el efecto adicional en el empleo del comercio sobre el empleo total ha sido más fuerte del observado en las dos crisis pasadas. Vale decir, se observa que el empleo del comercio sufre más que el empleo total y que esa contracción adicional ha sido más profunda de lo observado en las crisis precedentes.

Al analizar la evolución de las ventas reales del comercio (presenciales) en torno al mismo inicio de las crisis consideradas en el análisis, llama la atención la resiliencia de las ventas ante la crisis asiática y la subprime, en las que las ventas demoraron menos de un semestre en volver a niveles pre-crisis. Asimismo, resulta llamativo la diferencia entre las caídas de las ventas presenciales y el empleo del sector comercio. Las ventas presenciales han sufrido una caída superior al 60% respecto de los niveles pre-crisis, en circunstancia que el empleo formal ha caído cerca de un 20%. Vale decir, el empleo se ha visto dramáticamente afectado, pero menos que las ventas en sala. Dos puntos relevantes explican en parte esta diferencia, primero los programas de protección de empleo implementados por el Gobierno, que han permitido que trabajadores que no se encuentran en la práctica operativos, mantengan inalterados sus contratos, sigan percibiendo remuneraciones y figuren ocupados para efectos estadísticos. La segunda dice relación con la dualidad de los efectos y naturaleza de esta crisis, si bien la crisis asiática y la subprime fueron shocks de demanda provenientes del sistema financiero mundial, lo que generó un impacto negativo en la demanda agregada y luego en el empleo, la crisis que hoy se observa es de alguna manera auto infligida, toda vez que se genera por el cierre del comercio y otras actividades en orden a contener la propagación del virus, lo que por encima del efecto ingreso de la crisis, genera restricciones físicas para adquirir en el comercio presencial. Lo anterior se verifica al observar que las ventas online aumentaron cerca de 150% el segundo trimestre, sin embargo, no han sido suficientes para contrarrestar la caída del sector.

El estudio plantea que a partir del quinto mes se inició el camino de recuperación del empleo, demorando alrededor de diez meses en retomar los niveles precrisis. Según el economista y director de Quant Research, Ramón del Piano, esto fue una respuesta rápida cuya velocidad fue superior a los 17 meses que demoró el mercado laboral total en reponerse. Para la gerenta del Departamento de Estudios de la CNC, Bernardita Silva, estos niveles de caída deberían ser el piso tanto en el empleo como en las ventas del sector. Pero advierte que enfrentamos un escenario de alta incertidumbre “no sabemos si va a haber rebrote y el origen de las crisis anteriores fue distinto”. Agrega que la digitalización y la automatización -que en las otras crisis no estuvieron presentes- gatillarán una reconfiguración del empleo en el comercio. “En esta crisis se vio un tema de digitalización muy fuerte, lo que va a acelerar la automatización de muchos empleos del sector. Este es un cambio más bien estructural que influye en la recuperación de los ocupados del sector que no teníamos en otras crisis”, señala.

Descargar estudio Informe Crisis COVID