Buscador

18/12/2018

Emprendimiento ligado a inclusión laboral de migrantes ganó premio del Laboratorio de Gobierno y el DEM

  • INMI, la plataforma que tiene como misión ayudar a extranjeros a encontrar trabajo en Chile, fue la ganadora del concurso Impacta Migraciones, recibiendo $15 millones y contando con la asesoría de la Segpres para echar andar el proyecto.

Santiago, martes 18 de diciembre de 2017 – Integración Laboral de Inmigrantes (INMI) o www.inmi.cl, fue el emprendimiento reconocido como ganador en el marco de la cuarta versión del Festival Migrantes celebrada en el Parque Almagro de Santiago.

 La plataforma merecedora del premio de $15 millones, entregado por el Laboratorio de Gobierno y el Departamento de Extranjería y Migración –que además recibirá el apoyo de la Segpres para desarrollar el proyecto- nació en 2016, cuando Gonzalo Pérez, Socio Fundador de INMI, quien esa época trabaja cerca de Av. Matta, se asombró al ver a un grupo de personas, en su mayoría extranjeras, instaladas en una construcción esperando. Se acercó y les preguntó qué hacían ahí, la respuesta fue reveladora, “estamos esperando que alguien falte o se accidente para obtener un cupo para trabajar”, le respondieron.

A raíz de este episodio, Pérez se planteó ayudar a estas personas con el objetivo de que encontraran trabajo, pudieran recibir un sueldo y llevar una vida digna. “Yo fui migrante y sé lo difícil que es partir en un país nuevo. Por otro lado, pensé en el beneficio que podía tener para el desarrollo del país aprovechar esa mano de obra desocupada”, explica Gonzalo Pérez.

El puntapié inicial

Fue así como comenzó la idea de INMI, con el proyecto inicial de crear una plataforma donde las empresas pudieran encontrar personas que buscaban trabajo (como LinkedIn, por ejemplo), que permitiera mostrar un portafolio con fotos de trabajos anteriores, especialización, documentación y títulos, si es que los tuvieran. “Poco a poco, sin darme cuenta, pasó de ser una idea a una motivación que me llevó a reunirme con gente apasionada y a dedicarle, cada vez más horas del día. De hecho, dejé mi trabajo. Luego, con un equipo conformado, pasamos un año investigando los problemas de los trabajadores migrantes en Chile y logramos encontrar cinco problemas importantes”, agrega Gonzalo.

A través de entrevistas, encuestas, conversaciones con especialistas, fundaciones, entre otros, llegaron a la conclusión de que había que hacerse cargo de los trabajos independientes irregulares, la poca confianza laboral entre empresa y trabajador migrante, las condiciones laborales de estos, la falta de capacidad de análisis de datos por parte de autoridades, para poder diseñar mejores políticas públicas y, finalmente, la migración masiva desinformada.

Luego, junto a alianzas y colaboraciones con otros grupos relevantes, como la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile y SocialLab, entendieron que podían mitigar de manera importante estos problemas a través de la creación de una plataforma que formalizara el trabajo, hiciera “match” persona a persona, se auto fiscalizara con evaluación mutua entre empleador y empleado, gestionara big data y, la solución más importante, cerrara la llave de la migración masiva desinformada.

“La idea es que INMI pueda estar en distintos países, ayudando a abrir los datos y difundiendo información real, como por ejemplo, el porcentaje concreto de oportunidades laborales en los posibles países de destino, según sus oficios y rubros, salario promedio, costo de vida, etc.”, agrega Pérez.

Para lograr esto, hoy están en conversaciones con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, para una vez implementada y optimizada la herramienta, replicar en Colombia y Brasil y así, poder aterrizar las expectativas del “sueño americano”.

“Como equipo, creemos que todos debemos ser inclusivos, ser un país intercultural, consciente de los beneficios que conlleva la inclusión laboral de extranjeros y así poder aportar a mejorar otros problemas que afectan a los migrantes, como la salud, la vivienda y la educación. Con trabajos justos, seguros e inclusivos, podemos equiparar la calidad de vida del migrante con la del nativo”, asegura Gonzalo.

¿Cómo funciona?     

Las empresas podrán ocupar INMI pagando un plan por un tiempo determinado, para encontrar y emplear de forma más rápida. “Esta aplicación no cobra por contratar personas, al contrario. Si las empresas la usan para contactar trabajadores, entrevistarlos y contratarlos, es completamente gratis”, explica el Socio Fundador de INMI.

Además, conscientes de que algunas empresas tienen dudas al momento de contratar migrantes, está la posibilidad de publicar trabajos freelance o por temporada, a modo de prueba, entre otras modalidades, donde solo se cobra una comisión por los trabajos realizados a través de INMI, como el modelo que usa Uber, entre otras aplicaciones.

“El sistema de transacción será seguro, gracias a un sistema de pago por etapas, que utiliza por ejemplo “Airbnb”. Al finalizar el trabajo, empleador y empleado se evaluarán mutuamente, quedando esa evaluación en sus perfiles correspondientes junto con una calificación. De esta manera, se podrán generar recomendaciones logrando aumentar la confianza de ambas partes. Además, se podrán evidenciar malas prácticas, en las que puedan incurrir tanto empresas como trabajadores”, explica Pérez.

Toda la plataforma INMI, así como sus aplicaciones, tendrán la información necesaria para los extranjeros antes de decidir migrar. Esto va desde tipos de visa, cómo, cuándo y dónde se deben sacar documentos, hasta costo de vida, salarios promedio por tipo de trabajo o región, tendencias, etc. Una vez dentro del país, podrán conocer la gama de actores gremiales y públicos, fundaciones y procesos que prestan apoyo a los inmigrantes. Por otro lado, para las empresas, entregará información sobre procedimientos, documentos necesarios, regulaciones, entidades responsables y data que incentive la contratación.