Buscador

Manuel Melero enfatizó la necesidad de que el comercio vuelva a funcionar paulatinamente y con estrictos protocolos sanitarios

14/04/2020
  • En entrevistas con CNN y las radios ADN y Cooperativa, el presidente del gremio, a la luz de la reciente encuesta dada a conocer por la cámara, dio un balance de la dramática situación que vive el sector y expresó que, la tarea es poner en la misma balanza la salud de las personas, pero al mismo tiempo el trabajo de éstas, porque “las personas no solo necesitan estar sanas, sino que también trabajar “.

En conversación con CNN, Manuel Melero, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, se refirió a la encuesta nacional realizada por la CNC, que entrevistó a casi 600 empresas, cuyos resultados reflejan que el sector está atravesando por una grave crisis, lo que partió desde el estallido social y que ahora a raíz de la pandemia recibió un segundo golpe. Agregó que “de acuerdo a los resultados de la muestra las grandes empresas pueden resistir mejor los embates financieros y es importante preservarlas, porque entregan una gran cantidad de empleo, el 50% del empleo del sector comercio lo dan las grandes empresas”.  Agregó que “el 17% de las empresas está pensando reducir su contingente de trabajadores. Esto es preocupante en un sector que es el primer empleador nacional, tenemos mas de un millón y medio de trabajadores, si se empiezan a producir despidos. El comercio perdió 50 mil empleos en el primer trimestre de este año, si la crisis continua, vamos a perder 100 mil empleos adicionales este segundo trimestre. Nosotros le hemos dicho a las autoridades que aquí hay una bomba de tiempo social”.

En entrevista con radio ADN, Melero se refirió a las consecuencias del coronavirus Covid-19 en el sector, apuntando a lo que se espera en materia de desempleos. “Si esto sigue así, para el segundo trimestre se proyectan 100 mil desempleados. Se ven muy menor, pero son personas, familias y es un drama social”, afirmó.

Melero sostuvo que se deben buscar estrategias para poder equilibrar tanto el aspecto de la salud como también el ámbito laboral. “Ya llevamos más de 20 días de paralización y el daño económico es brutal. Las medidas adoptadas por el Gobierno son paliativas, no resuelven el problema de fondo de esta crisis profunda en las que estamos. Nadie vive del Fogape o del seguro de desempleo. Son para salir de la coyuntura”, dijo.

El presidente de la CNC señaló que, ante esto, lo que “necesitamos es volver a la actividad. Hay que privilegiar el factor esencial de la salud de las personas, de los trabajadores y de los consumidores, pero hay maneras de introducir protocolos, llamados a resolver   o a hacer menos riesgosa la presencia de consumidores en comercio y de los trabajadores”. Por ende, Melero apuntó a que la tarea es buscar “cómo hacemos equilibrado y razonable este orden de cosas para todos, de poner en la misma balanza la salud de las personas, pero al mismo tiempo el trabajo de las personas, porque las personas no solo necesitan estar sanas, sino que también trabajar “.

En radio Cooperativa, el presidente de la CNC, dio cuenta de un “dramático análisis” respecto a los efectos de la pandemia de Covid-19, que mantiene paralizada la actividad del comercio no esencial. Ante ello, aseguró que el gremio elaboró un protocolo, consensuado con las autoridades, para que las empresas del sector puedan evaluar si retoman su actividad. Según la encuesta, el 38 por ciento de las empresas del sector han debido desvincular trabajadores por efecto de la crisis actual, ante lo cual Manuel Melero, advirtió que “el comercio necesita urgentemente volver a funcionar” y que “la situación de paralización ya no resiste más tiempo de espera”. Postura que reafirmó señalando que “queremos equilibrar el trabajo con la salud, porque son las mismas personas las que necesitan preservar su salud y trabajar “, y para ello “hay maneras, primero ponerse de acuerdo entre trabajador y empleador, y se puede desplegar mediante un protocolo muy estricto, muy bien supervisado y diseñado, para evitar el contagio en el comercio”.

En ese marco, “hay que tomar las prevenciones a través de protocolos estrictos, que la Cámara de Comercio ha consensuado con las autoridades y que va a poner, en los próximos días, a disposición de todos los empleadores y trabajadores del gremio, para que lo analicen y decidan si pueden o deben trabajar o no”, detalló. Aquello considerando que “no hay un decreto sanitario que impida el funcionamiento del comercio, como ocurre con otras actividades”, precisó.

“El comercio no esencial puede funcionar y el esencial debe funcionar obligatoriamente, supermercados y farmacias; nosotros mismos hicimos el acuerdo de autorregulación con el Ministerio de Economía donde cerramos voluntariamente nuestros establecimientos para evitar propagación del virus, pero ha ido pasando el tiempo y no tenemos perspectiva clara de cuándo se podría abrir”. En el balance del sector, complementó, “las farmacias han tenido un comportamiento más oscilante, también los supermercados, con un promedio más positivo, y el comercio electrónico se ha más que doblado; pero el resto del comercio no esencial, y que no es el pequeño comercio que se ha mantenido más o menos bien, está muy dañado: los medianos, los malls, las multitiendas que han estado cerradas, esas actividades han estado en muchas dificultades porque no han tenido ingresos”.

El dirigente gremial evitó hablar de cifras respecto a empresas que eventualmente no puedan superar esta crisis. “El comercio es el primer empleador nacional, tenemos más 1,5 millones de trabajadores, no es trivial, no es menor lo que estamos hablando”, resaltó, además de considerar “imprescindible e impostergable” que se concrete a tiempo la inyección de liquidez anunciada por el Gobierno mediante una línea de crédito.