Buscador

17/06/2020

CNC y Fundación Chile lanzaron estudio sobre el impacto de la tecnología en la fuerza laboral del comercio

  • Dentro las conclusiones del levantamiento, que tuvo lugar entre septiembre y noviembre del 2019, se propone elaborar una hoja de ruta que enfatice la necesidad de contar con capital humano adecuado a los desafíos del sector elevando las competencias de los trabajadores y capacitarlos para nuevas ocupaciones.
  • El estudio destaca también que la incorporación de tecnología probablemente convertirá en obsoletos ciertos tipos de trabajo, pero inevitablemente traerá aparejados la creación de empleos nuevos y distintos a los que existen en la actualidad.

Con un foco puesto en los desafíos que supone la incorporación de nuevas tecnologías en los diferentes procesos de la cadena de valor y los futuros requerimientos de capital humano en la industria del Comercio, se lanzó hoy el estudio “Impacto de la Evolución Tecnológica en la Fuerza Laboral del Comercio” elaborado por Fundación Chile a solicitud de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) y de la Asociación de Supermercados de Chile, financiado por la OTIC del Comercio, Servicios y Turismo de Chile, OTIC SOFOFA y Sence.

El estudio permitió identificar y focalizar el impacto inmediato y de mediano plazo que las nuevas tecnologías tendrán en el sector. Esto, con la finalidad de establecer los requerimientos de competencias laborales del rubro, junto con analizar la fuerza laboral de las empresas del comercio y las exigencias del futuro, generando información que permitirá ajustar las competencias actuales a los requerimientos dotacionales y tecnológicos emergentes.

Los resultados indicaron que comercio es uno de los sectores con mayor disposición a adoptar nuevas tecnologías y modelos de negocios para ajustarse mejor a los cambios que exigen los consumidores. Esta, según indica el documento, es una transformación que está sucediendo a gran velocidad, tanto en la adopción de tecnologías como en su desarrollo. Es por ello que el 74% de las empresas encuestadas señalan que el impacto de las tecnologías en las competencias laborales del sector ya está ocurriendo o se verificará en los próximos tres años, es decir, es un tema de corto plazo. Sin embargo, la velocidad del cambio es distinta entre las empresas que tienen su casa matriz en la RM y las localizadas en otras regiones, ya que en estas últimas, hay una mayor proporción de empresas que señalan que los cambios ocurrirán en el corto y mediano plazo.

Además, de acuerdo a los resultados obtenidos, el estudio concluyó que convivirán modelos tradicionales y vanguardistas de concebir el negocio, sin que necesariamente se produzca un reemplazo de las competencias requeridas en sus trabajadores, ni que este sea inmediato u homogéneo en las empresas. Esto quiere decir, que el proceso de digitalización en el sector debiera entenderse más como una ampliación del stock de competencias, lo que probablemente se acople con nuevas ocupaciones y demandas que extenderán el negocio, como el aparejado al reciente fenómeno de “la última milla”, data science, etc.

Manuel Melero, presidente de la CNC señala que “desde hace un par de años en el comercio estamos preocupados de la transformación de nuestro modelo de negocios, no solo en el ámbito tecnológico, sino también, de los nuevos hábitos de los consumidores. Es por ello por lo que quisimos realizar este estudio, sin saber que, a raíz de la pandemia, este tema definitivamente se aceleraría. Estamos hablando de un cambio sustancial en el trabajo tal como lo conocíamos, por ende, tiene efectos profundos y definitivos en la vida del millón y medio de trabajadores empleados por este sector, ya que, cualquier fenómeno que lo afecte puede tener un enorme impacto. Esperamos entregar un diagnóstico que sea un aporte a la política pública, ayude a tomar decisiones urgentes en materia de reconversión laboral y capacitación, para un sector tan estratégico como el nuestro”. El dirigente gremial agrega que es por ello por lo que conducir el proceso de transformación tecnológica se transformó en un desafío sectorial para la CNC.

En línea con lo expuesto por el dirigente gremial, se decidió analizar el impacto tecnológico que ya está ocurriendo en muchas empresas. En este sentido, se consultó sobre los puestos de trabajo que se habían cerrado y los que se habían creado producto del impacto tecnológico en el último año. Los resultaron fueron reveladores: solo el 17% de las empresas participantes declaró haber cerrado puestos de trabajo y el 40% creó nuevos puestos.

Según el análisis, la incorporación de tecnología probablemente convertirá en obsoletos ciertos tipos de trabajo, pero inevitablemente traerá aparejados la creación de empleos completamente nuevos y distintos a los que existen en la actualidad. Ante esto, se preguntó a las empresas por los nuevos perfiles creados a partir de la introducción de tecnologías en el último año, destacando aquellas funciones vinculadas a nuevos modelos de negocio, como la venta online, el análisis de datos, especialistas en innovación y desarrollo y programación de nuevas tecnologías, entre otros.

Por su parte, Hernán Araneda, Gerente de Desarrollo Humano de Fundación Chile, aseguró que “un trabajo hecho con tecnología complementaria a la habilidad humana será mucho más productivo y posiblemente mejor remunerado en los próximos años. Existe una parte importante de la inteligencia y habilidad humana que es muy difícil de reemplazar y tiene que ver con habilidades de percepción fina, interpersonales, inteligencia creativa y emocional, entre otras”.

Finalmente, y como estrategia de capital humano, las empresas encuestadas destacaron la necesidad de potenciar la reconversión de los trabajadores de acuerdo con los requerimientos tecnológicos y el desarrollo de nuevas habilidades y competencias a partir de la transformación tecnológica.

Este proyecto fue financiado por medio de la OTIC del Comercio, Servicios y Turismo de Chile y la OTIC SOFOFA con fondos del 5% del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE.

Principales resultados

El estudio “Impacto de la Evolución Tecnológica en la Fuerza Laboral del Comercio” constata que el el sector es uno de lo que tiene una mayor disposición a adoptar nuevas tecnologías y modelos de negocios para ajustarse mejor a los cambios que exigen los consumidores. Es por ello que el 74% de las empresas encuestadas (285) señalan que el impacto de las tecnologías en las competencias laborales del sector ya está ocurriendo o sucederá en los próximos tres años.

Para las empresas del sector, la transformación tecnológica también es un tema oportuno y relevante. La mayoría dice estar desarrollando iniciativas para abordar el impacto tecnológico en el capital humano. Entre ellas, se destaca el desarrollo de planes estratégicos, establecer ecosistemas de negocios e implementar estrategias de gestión del cambio organizacional.

Respecto a los nuevos perfiles, el estudio señala que el escenario permitirá la generación de nuevos roles, que no son propios de la cadena de valor analizada actualmente, y que se orientan a tareas como análisis de datos, especialistas en innovación, desarrollo y programación de nuevas tecnologías, e-commerce, experiencia de usuario y atención al cliente.

 En este contexto y como estrategia de capital humano, las empresas encuestadas también destacan la necesidad de potenciar la reconversión de los trabajadores de acuerdo a los requerimientos tecnológicos y el desarrollo de nuevas habilidades y competencias a partir de la transformación tecnológica.

A partir de los resultados, y también en base a la experiencia internacional, el estudio concluye que el proceso de transformación tecnológica debiera ser promovido por una “Hoja de Ruta para la Transformación Digital en el sector Comercio”, que oriente las acciones y que involucre a las empresas, los gremios, los trabajadores y el Estado, con un horizonte de al menos cinco años.

La publicación enfatiza en la necesidad que esta Hoja de Ruta ponga en el centro la necesidad de contar con capital humano adecuado a los desafíos del sector. Esto significa asumir, en cantidad y estándar formativo, los requerimientos del sector, entregando esta demanda a las entidades especializadas en la formación.  Además, recomienda integrar al trabajo conjunto a actores de la formación no formal (OTECs y SENCE).

Para mas información ingresar a https://estudiocomercial.cnc.cl/

Descargar Presentación