Buscador

26/09/2019

CNC participa en seminario internacional sobre comercio ilegal

  • Organizado por la Embajada de Estados Unidos, la Municipalidad de Santiago y la Cámara Nacional de Comercio, el encuentro abordó las distintas dimensiones que configuran el comercio informal, y la voz de expertos nacionales e internacionales para comparar las realidades de Chile y Estados Unidos.  

Una muestra de productos falsificados, a cargo de el Servicio Nacional de Aduanas, la Policía de Investigaciones y de industrias afectadas dio la bienvenida a los asistentes del Seminario Internacional: “Enfrentando al comercio ilegal, soluciones desde el ámbito local”, organizado por la Municipalidad de Santiago, la Embajada de Estados Unidos y la Cámara Nacional de Comercio. El evento reunió a comisionados y ejecutivos de agencias internacionales; expertos y académicos nacionales; autoridades del gobierno local; representantes gremiales, del comercio y de las fuerzas de orden y seguridad pública, entre otros.

En la ocasión, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, Manuel Melero, destacó la generación de este tipo de instancias para el intercambio de experiencias y valoró la importante gestión de la Municipalidad de Santiago para abordar esta problemática. “Estamos completamente de acuerdo que a las personas que tienen una necesidad social no hay que abordarlas a través de la represión, sino que con la inserción e inclusión para que se transformen en emprendedores. No es tan difícil, se puede”, sostuvo el líder gremial que además hizo un llamado a la reflexión: “¿qué país queremos ser? En Chile tenemos al menos 1500 empresarios y 450 pymes constituidas, a ellos tenemos que proteger”.

En tanto, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, explicó que su gestión en cuanto a informalidad en el comercio busca “dar un espaldarazo a los comerciantes formales, que están haciendo las cosas bien”. Se refirió a la cruzada del Plan Comercio Justo que “fruto de esta gestión los alcaldes de Providencia y Estación Central se han acercado a nosotros para adherir a esta cruzada y por lo cual ya estamos trabajando alineados para sintonizar medidas que nos permitan avanzar en la línea de combatir el comercio informal”. Además, recientemente la municipalidad ofició a los servicios públicos con sede en Santiago, para que los funcionarios/as no compren en el comercio ambulante ilegal.

De igual forma el encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos, Baxter Hunt, se refirió a la sólida protección de derechos de propiedad intelectual que cultiva el gobierno norteamericano, en virtud de resguardar el capital creativo de los empresarios. “Millones de empleos no serían posibles sin la protección a los derechos de propiedad intelectual, especialmente en softwares, tecnologías de la información, películas, entre otras” sostuvo el diplomático.

Distintas miradas para abordar el tema

El director del Centro de Políticas Públicas PUC, Ignacio Irarrázaval, exhibió cifras que dieron cuenta del pulso y alcance de la informalidad en Chile como la Encuesta de Microemprendimiento del INE que da cuenta que en la región Metropolitana 85% de las personas que trabajan en la calle no cuentan con inicio de actividades y que el principal motivo es que “las personas que están trabajando en la calle no ven como un problema no estar inscritos en el Servicio de Impuestos Internos”. Respecto a los caminos posibles para avanzar hacia la formalización planteó opciones como flexibilizar los permisos al comercio ambulante, asegurar el cumplimiento tributario y estándares sanitarios, informar sobre las consecuencias y sobre todo una mirada estratégica conjunta con actores vinculados que dialoguen con comerciantes informales, todo esto en un contexto de urgencia y en algunos casos logros inmediatos.

Posteriormente Lorelei Salas, Comisionada de New York City Department of Consumers Affairs, entregó una mirada a la realidad que se vive en esta ciudad norteamericana. Los vendedores ambulantes están muy diversificados en la ciudad, por lo que las preocupaciones son similares a las chilenas. “De 20.000 vendedores ambulantes, solo 7000 cuentan con licencia” comentó la experta añadiendo que la diferencia con Chile es que la obtención de estos permisos es un proceso mucho más complejo y no existe una sola agencia que regule la formalización. Entre las soluciones que se barajan está el uso de dispositivos de GPS que monitoreen la actividad y el fortalecimiento del diálogo con los comerciantes involucrados.

Por otro lado, Lucía Dammert, Phd y experta en Políticas Públicas, seguridad ciudadana y académica de la USACH, enfatizó el hecho de ver este fenómeno en su conjunto, pues “hay que reconocer muchos mitos sobre el contrabando, porque ni el consumidor ni los vendedores e incluso los encargados de las políticas públicas no terminan de entender las diferentes aristas del contrabando. Uno de esos mitos es que el contrabando es un problema casi individualizado y en realidad tiene vínculo con organizaciones mucho más grandes que involucran movimiento de dinero importante para lo que requerimos una mayor priorización de la respuesta pública”.