Mesas de trabajo del Observatorio del Comercio Ilícito y Aduanas dan sus primeros pasos en la lucha contra la comercialización ilegal de productos 


Reuniones remotas donde participaron representantes de empresas, de estudios de abogados y de organismos públicos, debatieron en torno a la retención y destrucción de productos, la propiedad intelectual e industrial y el tráfico ilegal de bienes.  


A pocas semanas de haberse oficializado el
convenio de colaboración entre el Servicio Nacional de Aduanas (SNA) y la Cámara Nacional de Comercio (CNC) esta alianza público-privada ya está mostrando sus primeros, pero decididos pasos, en el combate al comercio ilícito en el país. 

Se trata de las mesas de trabajo compuestas por organismos del Estado, empresas, asociaciones gremiales, estudios jurídicos y el Observatorio del Comercio Ilícito de la CNC, que tienen el propósito de intercambiar experiencias y delimitar acciones a futuro para combatir estos delitos. Hasta el momento, se han abordado los siguientes temas: tráfico ilícito de productos; retención y destrucción de productos; y procesos judiciales en relación a la propiedad intelectual.

 

Retención y destrucción de productos

Esta mesa abordó la necesidad y dificultades de consolidar la información de decomisos de productos ilegales, por parte de las entidades fiscalizadoras, como Aduanas, la Policía de Investigaciones y Carabineros de Chile. Para los participantes, sobre todo los del sector privado, es muy importante contar con datos precisos de la trazabilidad de los productos decomisados y de su destrucción.

Aduanas, por su parte, destacó que dentro del total de suspensiones de despacho hay un 20% que no se presenta querella por las respectivas marcas, por este hecho ingresan al mercado.

Por otro lado, la entidad adelantó que a fin de año se habilitará el Sistema de Administración de Marcas (SAM), para sistematizar los datos que contienen los documentos de suspensión y homologar las actas de retención.

 

Información sobre tráfico ilícito de productos

Esta reunión tuvo como propósito identificar y delinear acciones que permitan avanzar en casos penales con foco en el tráfico ilegal de productos. Destacó la intención de avanzar en estudios que utilicen la georreferenciación para detectar de manera más precisa dónde se comenten estos delitos, incluso de manera conjunta entre las entidades que componen las mesas. 

Para el comercio ilegal online de productos, se concluyó, entre otros aspectos, que se debe fortalecer el rol fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos. Al respecto, el representante de British American Tobacco Chile, agregó que las redes sociales, especialmente los grupos privados de Facebook, son especialmente difíciles de fiscalizar, por el acceso restringido. 

 

Procesos judiciales y propiedad intelectual

En esta instancia se compartieron experiencias e inquietudes respecto al resguardo de la propiedad industrial e intelectual, así como su repercusión en la retención de mercancías. Un punto de interés fue esclarecer quién es el responsable del gasto que provocan las mercancías que se encuentran depositadas en recintos aduaneros por suspensión de despacho.

Por otro lado, el crimen organizado tras el contrabando se ha erigido como una amenaza, ya que, como detalló Aduanas, este tipo de acción ilegal es el tercer delito financiero más relevante del país, a través del cual, además, se lavan activos. 

Respecto a estos espacios de encuentro y reflexión, Verónica Pérez, vicepresidenta del Observatorio del Comercio Ilícito señala que “una de las grandes conclusiones de estas mesas de trabajo es la necesidad de compartir información para detectar de mejor manera el origen de estos productos ilegales, quiénes los comercializan y en qué lugares se venden; todo esto es necesario para poder perseguir judicialmente estos delitos hasta el final y de ahí gran el valor de estas reuniones”.